Cargando...

Aloe Vera - Aplicaciones


El Aloe es un ingrediente importante en muchos productos de belleza. Penetra en las tres capas de la piel (Epidermis, dermis, e hipodermis), y elimina las bacterias y reduce los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la regeneración de nuevas células. Es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel.



DOLORES MENSTRUALES. Estos disminuyen con el tratamiento diario mediante el jugo de Aloe acompañado con zumos de frutas.

ECZEMAS. Usar gel de Aloe Vera varias veces al día, dejándolo secar (para que penetre profundamente). Se recomienda mezclar con algún aceite cosmético o crema hidratante para contrarrestar su efecto astringente.

ENFERMEDADES DE LA INFANCIA. Ya que el Aloe vera reduce la inflamación y el picor es muy útil en el tratamiento de síntomas de enfermedades de la infancia, como son la varicela y el sarampión, así como la irritación producida en los bebes por la humedad de los pañales.

ERUPCIONES ALÉRGICAS. Al tratarse de un problema alérgico, los resultados son muy rápidos, pero puede volver a salir una vez pasados los efectos del Aloe si perduran las condiciones alergénicas.

ESPINILLAS Y BARRILLOS. Usar el jugo si la infección tiene carácter generalizado o el gel si es local (el gel tiene una textura más suave y cómoda de usar en zonas concretas del cuerpo).

ESTREÑIMIENTO. El Aloe contribuye a regular el transito intestinal, pero solo se recomienda en casos de estreñimiento ocasional.

GOMINA. El Aloe Vera a la vez que embellece, con su efecto gomina, contribuye a reforzar nuestro cabello.

HEMORROIDES. Reduce la inflamación y los síntomas de dolor y escozor, aplicando gel directamente varias veces al día.

HERIDAS Y CORTES. Por su efecto desinfectante y regenerador celular, elimina la infección de las heridas y las cicatriza de forma extremadamente rápida sin dejar marcas. Lavar bien antes de aplicar el gel o crema.

HIGIENE DENTAL. El aloe tiene una acción bactericida sobre la placa dental, reduce su proliferación y permite una limpieza profunda de los dientes.

HIPERTENSIÓN. El consumo continuado de aloe vera normaliza la tensión arterial en pocas semanas.

INFECCIONES POR HONGOS. Se ha comprobado la eficacia de Aloe vera en el tratamiento de infecciones producidas por hongos, especialmente:
a) Comezón de jockey: Se presenta en la zona interior y superior de los muslos, produciendo una picazón muy pronunciada. La humedad, el calor y la fricción favorecen el crecimiento de los hongos. Debe aplicarse gel mañana y noche, produciendo alivio inmediato y eliminación de los hongos en pocos días.
b) Pie de atleta: Es una infección de hongos frecuente en verano, que suele contraerse en piscinas, saunas y gimnasios. Produce agrietamiento en las plantas de los pies y entre los dedos, con picor, dolor y reblandecimiento de la planta del pie. En su fase aguda pueden producirse ampollas. Usar gel aplicándolo durante la noche, y mejor si se mantiene una venda empapada en el producto.
c) Tiña: Infección de hongos en el cuero cabelludo. Aplicar el mismo tratamiento que para la seborrea.
d) Infecciones genitales: (Levadura). Aplicar directamente el gel de Aloe vera durante la noche. Los síntomas remiten rápidamente.
e) Aftas: Aplicar gel directamente si son externas. En caso contrario, enjuagar la boca con jugo de Aloe vera, manteniéndolo en la boca dos o tres minutos. Un par de aplicaciones suelen ser suficientes para su desaparición.
f) Hongos bajo las uñas. Es un problema con el que tienen que enfrentarse a menudo las manicuras. Disolver dos o tres cucharadas de jugo en el agua de remojo y mantener así durante 15 minutos. Proceder después a realizar la manicura de la forma habitual. Los resultados son excelentes."

INFECCIONES VAGINALES. Para el tratamiento de las infecciones vaginales se recomienda mezclar 2 cucharadas de Aloe con 2 tazas de agua templada y lavar la zona afectada.

INFLAMACIONES. Su tratamiento es recomendado en cualquier tipo de inflamación, tanto las producidas por caídas, golpes, torceduras, esguinces, como las debidas a trastornos internos (retención de líquidos, gota, varices, etc.). La inflamación y el dolor desaparecen con rapidez, si bien, es imprescindible acudir a un médico especialista para recibir el tratamiento adecuado sobre el problema que causó la inflamación.

LLAGAS O ULCERAS BUCALES. El Aloe se emplea para tratar gingivitis, úlceras bucales, ampollas y herpes simple. El fosfato de manosa, uno de los ingredientes del jugo, actúa como agente de crecimiento de los tejidos y se ha comprobado su efecto cicatrizante sobre distintos tipos de úlceras, especialmente las bucales.

MANCHAS MARRONES. Se producen por la acción del sol sobre la piel. En realidad son concentraciones anómalas de melanina. Aloe vera restablece el equilibrio de la piel, siendo eficaz en la desaparición de las manchas marrones. No es, sin embargo, un proceso rápido. Son necesarias varias aplicaciones diarias durante un mes completo para empezar a ver los resultados.

PICADURAS DE INSECTOS, ORTIGAS Y MEDUSAS. Extender abundantemente una capa de gel en la zona afectada. El dolor y la inflamación desaparecen en instantes.

PIES CANSADOS. Es sorprendente el alivio que puede sentirse aplicando mediante masaje Aloe Vera.

PSORIASIS. Se obtienen unos increibles resultados en el tratamiento de la psoriasis con nuestro nuevo producto anti-psoriasis. Los resultados son visibles a las dos o tres semanas de iniciado el tratamiento, si bien se recomienda un tratamiento combinado con jugo puro con vitaminas, ya que aquellas personas que padecen la psoriasis suelen tener un importante deficit de vitaminas A, C y E.

QUEMADURAS. El Aloe Vera puro es un excelente protector contra las quemaduras del sol, permitiendo además un bronceado perfecto, es decir, actúa a la vez como protector y activador del bronceado, ya que bloquea más del 90 % de los rayos UV , permitiendo el paso del 70 del tipo UVA. En el caso de pieles excesivamente sensibles, utilizar la leche solar Aloe vera, que tiene un factor de protección 14. Si se ha producido ya la quemadura por un exceso de exposición al sol sin usar la debida protección, aplicar el gel puro o after sun lo más rápidamente posible. El dolor, molestias y posible inflamación desaparecen en pocos minutos, y la piel recobra en 24 horas su estado normal sin que se produzcan ampollas, desprendimientos de piel, etc., siempre que se aplique frecuentemente y abundantemente en las horas siguientes a producirse la quemadura. Lo anteriormente dicho es aplicable a cualquier tipo de quemadura, bien sea de sol, de rayos UVA (Soláriums), líquidos hirviendo, e incluso ácidos, siendo necesario en este último caso, lavar antes la zona quemada con agua fría, aplicando a continuación el jugo o gel de Aloe vera. Si la quemadura es muy profunda, empapar el jugo en una gasa o algodón y dejarla actuar sobre la zona quemada. El gel de Aloe vera es excepcional en quemaduras, ya que desinfecta, hidrata, evita la pérdida de líquidos en la piel (evitando la exudación) y regenera el tejido celular perdido mucho más rápidamente que cualquier otro producto, razón por la cual disminuye la posibilidad de que queden cicatrices o marcas. Si usamos el Aloe cuando ya existen estas cicatrices, ayudará a su disminución e incluso desaparecerán si no son muy profundas.

SEBORREA. El Aloe Vera es muy eficaz en el tratamiento de este tipo de problemas. Los síntomas desaparecen desde las primeras aplicaciones.

TÓNICO Y RECONSTITUYENTE. Son muchas las personas que beben el jugo de Aloe como prevención o como desintoxicante natural. Además al tener ocho calorías por cada 28 gramos de jugo, también resulta adecuado para aquellas personas que siguen dietas de adelgazamiento.

ULCERAS INTERNAS Y GASTRITIS. La úlcera es consecuencia de lesiones producidas en el tejido que protege las paredes del estómago y del intestino delgado. El áloe Vera posee efectos curativos sobre las úlceras. Se recomienda tomar un litro de jugo diario, dividido en varias tomas.

VARICES. Por su elevado poder antiinflamatorio, vasoconstrictor, analgésico y regenerador celular, el Aloe vera es un buen tratamiento para las varices, reduciendo la inflamación y el dolor, regulando la circulación sanguínea. Aplicar mediante masaje ascendente gel frio relax dejándolo actuar durante 30 minutos con las piernas levantadas. El alivio será inmediato.

Palabras relacionadas

Ninguna

Productos por debajo de su coste